MAL SILENCIOSO

Caminando como ciegos,
luchando contra el viento,
como queriendo apartarse del mundo,
para llegar a un lugar desconocido,
para encontrarse con el silencio,
que llevan hace mucho tiempo,
que se ha quedado muy adentro de sus corazones

Sus voces temblorosas como con miedo,
y sus miradas tristes,
que se pierden por los senderos,
y en sus bolsillos la soledad como fiel compañera,
sus pasos lentos y perdidos no son capaces
de correr tras la ilusión que han perdido,
si no, son mentes débiles,
que los llevan a un mundo oscuro,
donde cada día, es como un abismo,
que los lleva a caminar como ciegos,
sintiendo como martillazos de dolor,
angustia, y confusión,
entre los rincones oscuros y un sol de color violeta,
no es capaz de guiarlos
hacia la claridad de donde ellos pertenecen

 

POEMA DE : MAURY.

Anuncios

¿De que se nutre la nostalgia?

“Uno evoca dulzuras

cielos atormentados

tormentas celestiales

escándalos sin ruido

paciencias estiradas

árboles en el viento

oprobios prescindibles

bellezas del mercado

cánticos y alborotos

lloviznas como pena

escopetas de sueño

perdones bien ganados

pero con esos mínimos

no se arma la nostalgia

son meros simulacros

la válida la única

nostalgia es de tu piel”

(Mario Benedetti)

Rejas.

 

El joven discípulo de un filósofo sabio lo visita y le dice:
– Maestro, un amigo tuyo estuvo hablando de vos con malevolencia.
– ¡Esperá! lo interrumpe el filósofo ¿Ya hiciste pasar por las tres rejas lo que vas a contarme?
– ¿Las tres rejas?
– Si. La primera es la VERDAD. ¿Estás seguro de que lo que querés decirme es absolutamente cierto?
– No. Lo oí comentar a unos vecinos.
– Al menos lo habrás hecho pasar por le segunda reja, que es la BONDAD. ¿Es bueno para alguien lo que me vas a decir?
– No. en realidad no. Al contrario …
– La última reja es la NECESIDAD ¿Es necesario hacerme saber lo que tanto te inquieta?
– A decir verdad, no.
– Entonces, dijo el sabio sonriendo, si no es VERDADERO, ni BUENO, ni NECESARIO, sepultémoslo en el olvido.