Cuando lo que duele es….el alma

 

Caminar por un sendero a ciegas,
desconocer el final de ese camino,
sentir la incertidumbre hacia lo inédito,
hacia lo inexplorable.

Tropezar durante el recorrido,
el alma se ha lesionado
la sangre brota rápidamente
pero no duele la herida…
el olor de este líquido es penetrante.

Bloquear los sentidos,
evitar sentir… entrar en un estado de calma,
alejarse de la realidad, evadirla…
aunque sea por unos instantes.

Entrar en un pasadizo, oscuro y frío,
la mente viaja a un sitio ajeno al dolor
en donde no existe el llanto ni el sufrimiento,
todo está en una completa y escalofriante calma.

Despertar delirantes y cansados
de un viaje hacia el vacío, hacia la nada…
temerosos de quedarse atrapados en la soledad.

Incitar a la mente a apartarse de esa telaraña
de emociones y sentimientos confusos,
dar paso a una nueva luz, a una esperanza
para ser feliz y lograr apartarse de ese encierro.

Afrontar ese mundo, evitar evadirlo
Alejándose de toda realidad…
y al lograrlo, alcanzarás la grandeza espiritual.

Anuncios

Una respuesta a “Cuando lo que duele es….el alma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s