UN SITIO EXTRAÑO

pos

Se despertó, así  sin mas, miro a su alrededor y lo que vio le fue algo completamente extraño, ajeno, lejano y desconocido. Algo así como cuando te pierdes e intentas llegar a un lugar que te recuerde el camino de vuelta y lo que consigues el perderte un poco mas.

Le recordaba a la vieja biblioteca de la universidad . Una estancia no muy amplia, pero tampoco muy pequeña, la diferencia era que en el lugar que tendrían que ocupar los cientos de libros, lo ocupaban miles  de pequeños cajones de madera, miles de ellos.

Se acerco a una de las paredes y empezó a mirar las pequeñas etiquetas que marcaban todos y cada uno de los cajones, cada uno con una etiqueta de distintos colores y una reseña al lado de unos números  que en un principio no tenían el mas mínimo orden, pero que observados mas detenidamente y leyéndolos  de cierta manera , no dejaban la menor duda … eran fechas.

Se sentía raro, desde que despertó había notado una sensación extraña, pero teniendo en cuenta su historial de neuras , manías y demás  síntomas  neuróticos , no le había dado la mas mínima importancia, simplemente había pensado que seria un día malo, uno mas  , de tantos. Pero en los últimos minutos , aquella sensación, se había transformado en algo nuevo, algo desesperante, como cuando tienes una palabra en la punta de la lengua y no consigues recordarla. ¿Recordar….?  Se estremeció…   dio dos pasa hacia atrás, se acababa de dar cuenta del origen de aquel vacío que sentía… no recordaba nada, dentro de el,  el mas gélido de los fríos le había empezado a invadir.

Le habían borrado la memoria, todos los recuerdos, se sentó en una especie de pupitre de madera que había en el centro de la sala e intento recordar.

Nada, no había ni un solo recuerdo en su mente, se concentro…una gotas de sudor empezaron a rodar por su frente. Nada, al cabo de unos instantes se incorporo de un salto, exhausto, con el sudor frío aun corriéndole aun por la frente …. Y sin saber muy bien  el porque,  estiro la mano y lentamente , casi con respeto o quizás miedo , asió el tirador  de uno de los cajones.

Estiro de el , con suavidad y al instante  una luz anaranjada le ilumino el rostro, lo entreabrió un poco mas y miro  en el interior… y lo que vio  le produjo una descarga en el cerebro, se quedo inmóvil..mirando, absorto por lo que estaba viendo ( y milagrosamente recordando ) .

No podía ser.. no, era imposible – pensó-  . En el fondo del cajón se repetían una y otra vez , como si se tratara de una moviola unas imágenes , una vez a cámara rápida, otras a cámara lenta…pero si, no había lugar a dudas, aquello era el momento  justo de su…. nacimiento.

Dio unos pasos hacia atrás, asustado por lo que acaba de comprender, dentro de aquellas estanterías , de aquellos cientos de cajones… estaba toda su vida…todos sus recuerdos.

No sabia lo que había ocurrido, pero ..algo había sacado sus recuerdos de su cabeza y los había almacenado en aquella habitación.

Retrocedió poco a poco hasta que sus piernas chocaron contra el pupitre.. con la mirada examino todas las estanterías  que tenia a su alrededor.. pero ya se sabe, la curiosidad mato al gato, así que venciendo al miedo se  dijo  vamos a ver lo que nos depara este sitio.

Y empezó a mirar todos los cajones al principio con interés, después , según pasaba de un cajón a otro con mas dejadez, menos interés, hasta que llego el momento que solo abría, miraba dentro y pasaba al siguiente… y así durante horas y mas horas, aunque el , no era consciente del tiempo que pasaba.

Pero…. (si, desgraciadamente siempre hay un pero ) ..en un instante , todo se paro, se quedo quieto, pensativo… y en un arranque empezó a abrir los cajones convulsivamente, casi con  histeria.

Corría de un lado a otro de la habitación , abriendo aquí y allá sin orden ni concierto, sin la mas mínima lógica.

Le había cambiado el rostro, del reflejo del miedo inicial, había pasado al nerviosismo y al final a una especie de locura… desesperada.

Al cabo de unas horas de abrir cajones y de buscar algo… se sentó en el suelo , exhausto… y sin darse cuenta , casi como si fuera una letanía, empezó a murmurar… ¿- donde esta… donde  esta…? Y al mismo tiempo sus ojos no dejaban de ir de un lado a otro de la habitación….

Se tapo los ojos, como no queriendo ver la realidad…como la avestruz esconde la cabeza debajo del ala…

Entonces una voz que el conocía muy bien , sonó dentro se el….

“ No busques mas, el recuerdo que quieres no lo tenias en tu cabeza”

Entonces….¿donde esta? – exclamo  con un grito.. ¿Dónde?

Y al mismo tiempo que decía esas palabras , empezó a tener miedo, un miedo antiguo, ancestral, el mismo miedo que debían de tener las vírgenes delante del altar de sacrificios.

La misma voz volvió a sonar dentro de el diciéndole – “ Lo sabes muy bien, sabes donde están esos recuerdos,  a si que si los quieres ..ya sabes…?

Se giro hacia el pupitre…hipnotizado… encima de  el había aparecido un estilete, brillante, pulido..la tenue luz de la habitación se reflejaba en el, atrayéndole de una manera irremediable….

Sus manos ya no eran sus manos, sus brazos ya no respondían a su voluntad… nada de lo que iba  a ocurrir a continuación obedecía a la mas mínima lógica humana..

Asió el estilete con sus manos , se lo clavo en el pecho y con unos movimientos dignos del mas hábil de los matarifes, abrió un boquete..

Se quedo mirando y se extraño de la ausencia de sangre… nada, absolutamente nada… solo se veía latir su corazón  a través de los cortes que se había producido. Ni dolor, ni sangre. Solo el movimiento de su corazón daba vida a esta extraña situación.

Se miro el pecho y como en un sueño, con la vista envuelta en una especie de neblina, metió la mano en la herida y de un tiron  se arranco el corazón.

Bajo la mirada hacia su mano , una cosa parecida a un corazón  , se movía rítmicamente en ella, fría ,viscosa y de aspecto repugnante.

Volvió a oír la voz : “ Ya sabes lo que has de hacer, venga, no tardes o quizás lo que buscas ya no este dentro… o quizás…¿quieres otra cosa? .

Volvió a mirar a su alrededor, ya nada era igual, así que en un ultimo arranque de lucidez.. deposito el corazón en el pupitre y con un golpe seco , lo atravesó con el estilete, con rabia, con rencor y  desesperación.

Un largo pitido indico que todo había acabado, el forense firmo la nota:

Causa de la muerte: Desconocida.

Causa supuesta: Dejo de vivir.

Opinión del equipo facultativo : Muerte Sin Sentido…Aparente.

Anuncios

6 Respuestas a “UN SITIO EXTRAÑO

  1. Bueno, por fin, despues de tantos viajes y de tantas aventuras has tomado la decision de matar al Viajero. Aun tengo que procesarlo, pero quiero que sepas que notare a faltar su presencia en mi vida. Aunque quizas sea lo mejor para el. Te seguire leyendo aunque la muerte no es el final. Solo queria que lo supieras, por si decides revivirlo. Crei que despues de tantos años leyendote hoy era el dia indicado para poner mi pequeña opinion.
    Un gran abrazo Armando. ( ¿o deberia decir Thesan? )

  2. Y al final no nos damos con el latigo . Ya te dare yo. Tengo notias, pero ya las hablaremos. Un abrazo , amic.

  3. Tenías razón con lo de la tilita. Me voy a por ella.
    Ya hablamos y te comento directamente ;))
    Besinos

  4. Tetrico, triste, oscuro , misterioso y como siempre sin el mas minimo sentido aparente. Felicidades noi, espero verte pronto, o como tu dices o no.

  5. Como siempre sorprendente melancolico y muchas cosas mas .
    Esa cabecita …….. pero me gusta como siempre
    un besito.

  6. Quizas aun sacandose el corazon y digo solo quizas, no lograra extirpar el dolor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s