El Gato De Schrodinger

Cuando se habla de el “gato de Schrödinger” se está haciendo referencia a una paradoja que surge de un célebre experimento imaginario propuesto por Erwin Schrödinger en el año 1937 para ilustrar las diferencias entre interacción y medida en el campo de la mecánica cuántica.

El experimento mental consiste en imaginar a un gato metido dentro de una caja que también contiene un curioso y peligroso dispositivo. Este dispositivo está formado por una ampolla de vidrio que contiene un veneno muy volátil y por un martillo sujeto sobre la ampolla de forma que si cae sobre ella la rompe y se escapa el veneno con lo que el gato moriría. El martillo está conectado a un mecanismo detector de partículas alfa; si llega una partícula alfa el martillo cae rompiendo la ampolla con lo que el gato muere, por el contrario, si no llega no ocurre nada y el gato continua vivo.

Cuando todo el dispositivo está preparado, se realiza el experimento. Al lado del detector se sitúa un átomo radiactivo con unas determinadas características: tiene un 50% de probabilidades de emitir una partícula alfa en una hora. Evidentemente, al cabo de una hora habrá ocurrido uno de los dos sucesos posibles: el átomo ha emitido una partícula alfa o no la ha emitido (la probabilidad de que ocurra una cosa o la otra es la misma). Como resultado de la interacción, en el interior de la caja, el gato está vivo o está muerto. Pero no podemos saberlo si no la abrimos para comprobarlo.

gato.GIF (4621 bytes)

Si lo que ocurre en el interior de la caja lo intentamos describir aplicando las leyes de la mecánica cuántica, llegamos a una conclusión muy extraña. El gato vendrá descrito por una función de onda extremadamente compleja resultado de la superposición de dos estados combinados al cincuenta por ciento: “gato vivo” y “gato muerto”. Es decir, aplicando el formalismo cuántico, el gato estaría a la vez vivo y muerto; se trataría de dos estados indistinguibles.

La única forma de averiguar qué ha ocurrido con el gato es realizar una medida: abrir la caja y mirar dentro. En unos casos nos encontraremos al gato vivo y en otros muerto. Pero, ¿qué ha ocurrido? Al realizar la medida, el observador interactúa con el sistema y lo altera, rompe la superposición de estados y el sistema se decanta por uno de sus dos estados posibles.

El sentido común nos indica que el gato no puede estar vivo y muerto a la vez. Pero la mecánica cuántica dice que mientras nadie mire en el interior de la caja el gato se encuentra en una superposición de los dos estados: vivo y muerto.

Y me direis….. ¿ y esto que  quiere decir ?…. Bueno , si aplicamos esta teoria a la vida real y mas concretamente al mundo de los sentimientos…. me asalta  una  duda  ( cosa rara en mi)… ¿ Nos abrimos el pecho para saber si tenemos corazon…o … lo dejamos sin abrir y asi tenemos el 50% de posibilidades de creer que si ?

O quizas no.

Anuncios

4 Respuestas a “El Gato De Schrodinger

  1. ¿Seguro que no has bebido? Porque esto ya es rizar el rizo de la estupidez humana, bueno no , de la humana no, de la tuya , para ser mas exactos. Tio , vente para aca y eso te lo soluciono yo en un par de noches.
    Una cosa ¿es la pelirroja ?. Bueno ya me diras y noi deja de darle a la neurona o acabaras mal, por no decir peor.

  2. Sandro, por favor llévatelo para allá a ver si “garbancito” es capaz de recolocar un poquito, aunque sea sólo un poquito, la cabeza que pa mi se le está yendo ;)
    Jajajaja no soy pelirroja, soy rubia y el tio es un liante, pero creo que tú ya lo sabes :)

  3. Bueno , bueno… veo que os a gustado y eso ya me satisface , a pesar del trabajo de investigacion ( ja ja ja) . Haber , vayamos por partes, Sandro, leelo con detenimiento y una noche de estas lo discutimos , aplicandolo a los casos que tu y yo sabemos, ya veras como no estoy tan mal como tu dices (ja ja ja) … que mas… si, es cierto , lo confieso, no es pelirroja no, es cierto , es rubia… ¿pero eso cambia algo ? No, yo creo que no. Total, si la pusieramos dentro de una caja…. no lo sabriamos . En fin piensalo , con seriedad y veras como lo del gato no es tan descabellado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s