ILUSIONES DENTRO DE UNA CAJA

aka049.jpg

Un escalofrio le hizo volver a la realidad, una vez mas y en estos dias

con mas frecuencia que de costumbre se habia quedado embobado

mirando no sabia bien que.

!!Coño!!  que frio que hace, me quedado helado- penso.

Afuera ya era de noche hacia mucho y los cristales lloraban de pena

añorando la alegria del verano.

No me extraña.. estamos ya casi en Noviembre.

Noviembre otra vez, portal de las Navidades y fiestas varias.

Dias de compras de ultima hora y de dolores de cabeza para averiguar

que regalos comprar . O no.

Pero antes de todo eso, llegaba su aniversario, uno mas….. y uno menos

depende de como se contara la cosa.

Se quedo mirando un retrato que siempre tenia delante de el y viejas

imagenes volvieron del pasado a su mente,,,,recuerdos … voces….

 – ¿Que quieres este año para tu cumpleaños?-

– Pues no se…… cualquier cosa.

– ¿Que no te hace nada ilusion?- le vuelven a preguntar.

– Pues no se…. asi de pronto… no se

 – Por dios – insisten- no he visto otro hombre con menos ilusiones que tu !!- exclaman

 – Pues ya estas espabilando.. que no quiero que pase como cada año, que al final

  siempre me toca a mi  correr en el ultimo instante.

 – Asi que ya  me estas diciendo tres cosas que te hagan ilusion y que se puedan meter

en una caja de regalos- .

Y el pensaba…pensaba y callaba… porque lo que el deseaba, aquello que realmente

le hacia ilusion, no se vendia en tiendas de regalos y menos  dentro de una caja.

Y una vez mas ..una mas… una de tantas.. contesto :

 – Pues no se ….algo practico.

Y siguio callando.

Anuncios

61 DIAS

aka061.jpg

Las campanas de la iglesia dejaron de sonar justo cuando el,

con gesto mecanico, apago el ordenador. La hora del sueño.

Pero aquella noche , su rostro, reflejaba una cierta tranquilidad,

no,  no era esa la palabra, mas bien de alivio. Como la sensacion

del explorador perdido en un desierto al darse cuenta que no

esta solo, que alguien mas esta como el. Desorientado.

Se quedo mirando la pantalla, ya apagada, pero era incapaz de

levantarse del asiento, en su mente aun veia escritas dos palabras :

” Dos meses”.

Sesenta y un dia, ese era el tiempo, ni mas ni menos.

En ese plazo de tiempo , nacia, explotaba y moria una ilusion, una

distinta cada vez, como si fuera imposible mantenerla viva mas tiempo,

como si la capacidad de ilusionarse tuviera  fecha de caducidad.

Y asi, una vez y otra y otra, indefinidamente en el tiempo.

Y en cada una de ellas, el consabido y temido retorno a los recuerdos,

escape de la realidad.

¿Temor? ¿ irresponsabilidad?- No , no creo que sea nada de eso. O si.

Pero esta noche, eso ya no le importaba tanto, ya no estaba solo, sabia

que en algun lugar del desierto, alguien recorria el mismo camino.

Ya no era el unico, ahora la cadena tenia otro eslabon.

¿Temor a que la llama le llegase a quemar?

No- rotundamente no – no arde lo que ya quemo.

¿ Irresponsabilidad? no, tampoco, nadie habia pensado tanto y durante

tanto tiempo en los demas como el. Y asi le habia ido. Siempre.

Entonces- ¿ que era?- ¿ miedo a padecer o quizas hacer?

Y mirando su imagen reflejada en la negra pantalla le dijo,

– Dimelo tu –

EL OLOR DE LA SOLEDAD

la_rosa_roja.jpg

!! Hablando con un lagarto! exclamo en su interior, fatal , estoy fatal – penso.

¿Quieres algo para desayunar?- le dijo ella.

Si ,gracias, un cortado y un donut por favor…y oyo como ella reia desde el

interior de la cocina.

Pues si el señor se sienta en la mesa le servire gustosamente.

Bien , bien, – contesto el – creo que si la comida es tan buena como el servicio,

me tendra usted de cliente por mucho tiempo.

Y ella, haciendo una picara reverencia, contesto, sere muy honrada si el señor

se digna a visitar mi casa con asiduidad.

Y en ese instante de complicidad , sus ojos quedaron fijos, magneticamente

atraidos, y  a los dos le cambio la cara.

Sabian que todo aquel teatro se debia a que ninguno de los dos queria afrontar

la inminente realidad, que en unos minutos, se les avecinaban.

Y en ese segundo, el recordo aquella frase que tantas veces habia acudido,

como un puñal, a clavarse en su vida. Una vez mas ” no es amarga la realidad…

lo que no tiene es remedio”.

Y en uno de esos ya famosos cambios de humor, cojio la mochila y colgandosela

al hombro le espeto  – Dejalo noia – ya tomare cafe por el camino.

¿Huyes? – dijo ella.

No, no …. que va…. simplemente se hace tarde …- mintio.

Esta bien – exclamo ella – con alegria, pero el rostro de ella reflejaba todo por lo

que su alma estaba pasando en aquel momento.

Gracias por haber……….. pero no pudo acabar la frase… se abrazaron los dos y

entonces lo noto, noto aquel olor, tan familiar y a la vez tan odiado.

CONVERSACIONES AL AMANECER

6025.jpg

Lentamente , casi sin querer, una tenue luz empezaba a colarse por aquel ventanuco

haciendo brillar,como miles de estrellitas,el polvo en suspension que invadia la habitacion y

tiñendo de un espectacular color naranja las blancas paredes de aquella estancia.

 

Amanecia….. y como de costumbre, se desperto al mismo tiempo que el Sol aparecia por

el horizonte… abrio los ojos y penso… cafe …necesito un cafe ya.

Asi que se levanto se preparo un cafe , cojio un cigarro y dirijiendose hacia la cortina que

hacia la funcion de puerta, salio a la calle.

 

Una sonrisa se dibujo en su cara, siempre le habia emocionado esos minutos magicos

anteriores a la salida del Sol…. todo quedaba congelado en un silencio solo roto por una

tenue brisa y bañado por esa luz tan especial.

 

Con una especia de rara nostalgia, se dispuso a disfrutar de ese momento, como otras

tantas veces, se sento de cuclillas en el suelo y dejo la mente en blanco, dejando que

la magia de ese instante penetrara dentro de el y alejara por un instante, solo uno,

los recuerdos que le solian asaltar dia si y dia tambien. En esos instantes el tambien nacia

un poco cada dia.

 

Cerro los parpados y aun asi podia percibir a traves de ellos la luz del nuevo dia y como

el Sol empezaba a calentarmel fresco ambiente de la noche, ya pasada. Era una sensacion

agradable que le transportaba a otras epocas de su vida. Pero eso era otra historia.

 

 – Son bonitos los amaneceres – oyo que decian – .

 – Si – contesto el –  lo son .

 

Abrio los ojos…. miro a su alrededor… y no vio a nadie.

 

 – Pero yo casi que prefiero mejor el Sol del mediodia – ¿ tu no ? – volvio a escuchar.

 

Giro la cabeza hacia en interior de la casa… pero no… seguia en silencio….aun no se habia

levantado nadie… aparte de el.

 

 – ! Eh tu! – al menos podias contestar.

 

El acojone que en aquel momento sintio fue inmmenso, no porque sintiera miedo no, sino

por la certeza que se estaba volviendo loco.

Pero en aquel momento, para su salud mental, vio como entre los arbustos que tenia

delante de el salia un lagarto de tamaño mas que considerable.

 

 – ¿No me piensas contestar o que? – le dijo el lagarto dirijiendose hacia el.

 – Si si…… – titubeo… el Sol del mediodia esta muy bien tambien…si.

  – Y tu ¿ que haces aqui? . – inquirio el lagarto.

  – Viendo amanecer- le contesto el viajero.

 – Y tu ¿ tambien vienes a ver salir el Sol.?

 – No no – dijo el lagarto vengo por asuntos personales

 

¿ Asuntos personales? penso el….. ¿ que asuntos personales puede tener un lagarto?…

y entonces se dio cuenta !! si.. se habia vuelto loco!! si… y de remate… ! dios mio ! penso

que estoy haciendo … a miles de kilometros de casa , en medio de la nada mas absoluta

intentando convencer a alguien que no queria ser convencido, tomandose un cafe al

amanecer… y encima  hablando con un lagarto. Patetico. De todas las locuras que habia

hecho estos ultimos años …esta se llevaba la palma.

 

 – Oye tu -.sintio que le decian –  ¿no tendras por casualidad un trocito de pan?

 – ¿ Pan? ¿ te gusta el pan? – le pregunto

 – Ella me da cada dia – . le contesto el lagarto.

 – Espera mirare por dentro de la cocina haber si encuentro algo.

 – Toma , pan, – le dijo tirandole  un trozo.

 – El lagarto ladeo la cabeza, mirando el trozo de pan que habia caido a su lado y volviendo la

  mirada hacia el le dijo:

 – ¿ no me lo vas a desmigar?- Ella lo hace y me lo da a comer de su mano.

 – !! Ella te hace eso!! – se extraño- .

 – Si- cada dia vengo un rato y ella me da pan.

   Pero vamos a ver- ¿ A los lagartos os gusta el pan?

 – Pues no se- a los demas no se , a mi no .

 – ¿A ti no?- entonces… ¿ a que vienes aqui cada dia?

 – Y mirandose los dos fijamente a los ojos… le contesto:

 – Lo mismo que tu….. a verla.

 

 Buenos dias noiet… que pronto que te has levantado hoy…. sintio una voz a su espalda….

 ¿Con quien hablabas? le dijo ella  sonriendo y mirando las migas de pan que el aun tenia

en las manos….. Con nadie ..no hablaba con nadie.. pensaba en voz alta- le contesto-